Dictan la conferencia: “El movimiento independentista en Tehuacán”

El papel de Tehuacán

Tehuacán jugó un papel de suma relevancia durante la Guerra de Independencia de México, tan es así que entre los años 1812 y 1817, se convirtió en centro del movimiento independentista y capital insurgente de la Nueva España, lo cual no ha sido reconocido en toda su dimensión por la historia nacional, señaló el antropólogo y doctor en historia, Raúl Bringas Nostti.

Al dictar la conferencia titulada: “El papel de Tehuacán durante la Guerra de Independencia de México”; ante una nutrida concurrencia reunida este fin de semana en el Vestíbulo del Complejo Cultural El Carmen, el también autor del libro: “Historia de Tehuacán. De tiempos prehispánicos a la modernidad”, originario de esta ciudad, expuso que “Tehuacán puede presumir un pasado extraordinariamente rico”.

Remarcó que “sus particularidades, aunadas a una estratégica posición geográfica, han hecho de Tehuacán un actor de singular peso en el pasado de México. Sus calles albergan recuerdos de las más grandes figuras históricas, así como uno de los acontecimientos de trascendental importancia en el devenir del país. La ciudad ha mostrado una heroica adaptabilidad a los cambios estructurales de toda índole, de ahí que Tehuacán siempre se ha caracterizado por su capacidad para reinventarse y renacer de sus cenizas”.

Los asistentes a dicho evento organizado por el Consejo Ciudadano para los Festejos del Bicentenario y Centenario del Valle de Tehuacán, encabezado por Antonio Fuentes Pereda, propusieron que Tehuacán se deje de llamar “Tehuacán de Juan Crisóstomo Bonilla” y su nombre se cambie por “Tehuacán de las granadas”; que se reconozca la labor de Manuel Mier y Terán, hecha por tierras tehuacaneras, y se le ponga su nombre a alguna calle o avenida; que se rescate y dignifique no solo la propiedad donde José María Morelos y Pavón vivió y tuvo su cuartel general, sino también los portales ubicados en el centro urbano actual que fungieron como Palacio Nacional, e igualmente se devuelvan los restos mortales del insigne, Valerio Trujano que reposaban en la Catedral de la Inmaculada Concepción.

Bringas Nostti resaltó que Tehuacán ha sido capital del país en dos ocasiones: 1) cuando despachó aquí Morelos y Pavón y 2) cuando Antonio López de Santa Ana, en busca de refugio, se instala en esta región y desde aquí, ambos atiende asuntos inherentes a la nación.

Primer capítulo:

Inicialmente, explicó, los españoles de Tehuacán mantenían  una vehemente lealtad al imperio ibérico, en la ciudad no resonaron las voces que, a raíz de las reformas borbónicas, exigían un nuevo orden para los dominios americanos. La primera llamada de atención para esta ciudad ocurrió en diciembre de 1811, cuando alrededor de 20 hombres atacaron la Hacienda Cipiapa  y se llevaron medio centenar de chivos.

El Valle de Tehuacán era el paraíso de los rebeldes independentistas. Constituía un autentico barril de pólvora que fácilmente ardería. Los abusos a los indígenas, la prepotencia de los españoles, la corrupción de los caciques, la desmedida concentración de la riqueza y la represión, se combinaban todos en un amasijo que producía potenciales rebeldes, igual que ahora, subrayó el ponente, al agregar que había conciencia del peligro y mucho miedo entre las clases privilegiadas que sabían perfectamente que el injusto sistema colonial pendía de alfileres y que las hordas de hambrientos indígenas podían atacar en cualquier momento las haciendas. Una vez que las haciendas cayeron en poder de los rebeldes, la ciudad fue su siguiente objetivo.

Segundo capítulo:

Entre el 30 de abril y el 3 de mayo varios contingentes insurgentes se concentraron en San Lorenzo (Teotipilco) hasta formar una fuerza de más de dos mil hombres, la mayoría eran indios de a píe, mal equipados y peor preparados. El 3 de mayo se dio la orden a los insurgentes de avanzar sobre Tehuacán con toda la fuerza disponible, obligando a los españoles a refugiarse en el Convento del Carmen.

Las noticias sobre la caída y posterior saqueo de una ciudad estratégica estremecieron a la nueva España, rápidamente con efectivos de intendencias de Puebla y Veracruz se armó una fuerza lo suficientemente poderosa como para expulsar a los independentista de la ciudad.  El mundo colonial en Tehuacán había sido herido de muerte e iniciaba su agonía final. Las tropas realistas no tuvieron tiempo para completar su labor, es así que, a finales de julio de 1812, comenzaron a empacar apresuradamente sus pertrechos y a preparar la huida. 

Estancia de Morelos:

El 10 de agosto de 1812, Morelos entró a Tehuacán, en medio de vítores y abrazos. Tras la partida de los españoles y posteriormente de las fuerzas realistas, la ciudad había expuesto sus simpatías insurgentes, tal vez más por conveniencia que por convicción. La presencia del después reconocido como “Siervo de la Nación” convirtió a la ciudad en el centro político de la rebelión en la Nueva España, en la capital insurgente. Mantendría esa condición, con sus respectivos altibajos, más de tres años incluso tiempo después de la muerte de Morelos.

De hecho varias de las cartas que el generalísimo escribió desde la ciudad, como una fechada el 30 de septiembre de 1812, terminaba con la siguiente frase: Palacio Nacional de Tehuacán. El gran capítulo de insurgencia popular que había iniciado el 16 de septiembre de 1810, con la rebelión de Miguel Hidalgo y Costilla, se cerró en Tehuacan el 21 de enero de 1817. Tehuacán juró la independencia el 15 de  marzo de 1822, tres meses después que el resto del país y seis meses después de la entrada a la ciudad de México del ejército trigarante, con Agustín de Iturbide al frente.

Personajes:

Sobre Manuel Mier y Terán, se dio a conocer que desde el punto de vista militar es otro personaje importante para la historia del Cerro Colorado y para la Guerra de Independencia en el Departamento de Tehuacán, la primera vez que aparece en la región es en el año de 1812, a partir de esta fecha participa activamente en la guerra libertaria, primeramente en la intendencia de Oaxaca y posteriormente en la de Puebla. Como resultado de la rendición de la fortaleza del cerro Colorado en 1817 se retira a la vida civil.

¿Quién es Raúl Bringas Nostti?

  • Es originario de Tehuacán, Puebla. Es antropólogo, con un doctorado en historia por la BUAP y un posdoctorado en Historia por la Universidad de Harvard.
  • Becario Fulbright del Departamento de Estado de los Estados Unidos.
  • Profesor de tiempo completo de la Universidad de las Américas Puebla (del año 2000 a la fecha)
  • Autor del libro: “La regeneración de un pueblo pestilente: la anexión de México a Estados Unidos 1846-1848”.
  • Su más reciente obra literaria se titula:   “Historia de Tehuacán. De tiempos prehispánicos a la modernidad”, mismo que busca ser el libro de consulta imprescindible para todo aquel que desee conocer la historia de Tehuacán libre de mitos, con una visión objetiva y con la certeza de una cuidada elaboración pues fue hecha con estricto rigor académico y científico.

Leave a Comment