Escrito por Casa de Cultura Popoloca    PDF Imprimir E-mail
Presentan ritual ante investigadores de la Unesco

 

 
Durante su estancia en Tehuacán, los aproximadamente 35 investigadores asistentes a la Reunión Internacional de Expertos sobre el Primer Poblamiento de las Américas y la Convención del Patrimonio Mundial, organizada por la Unesco y el gobierno estatal,  presenciaron el ritual que en torno al cultivo del maíz en el Valle y Región de Tehuacán, estuvo a cargo de la Casa de Cultura Étnica Popoloca "Xinatitiqui Kicia", por petición de la Secretaría de Educación Pública (SEP), con la intervención de habitantes de diez comunidades aledañas.

Ante la delegación de científicos y especialistas nacionales e internacionales procedentes de una decena de países, encabezada por Nuria Sanz, Oficial a Cargo de la Oficina de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO, por sus siglas en inglés) en México, acompañada por el titular de la SEP Estatal, Jorge Alberto Lozoya Legorreta, se efectúo dicha representación en la que se puso de relieve el papel del campesino y la importancia de las practicas rituales relacionadas con el pedimento de buenas cosechas y bendición de las semillas.

Entre las poblaciones se contó con la participación de: San Gabriel Chilac, San Sebastián Zinacatepec, Ahuatla, Coyomeapan (Sierra Negra), San Cristóbal Tepeteopan, San Pablo Tepetzingo, Santa María Coapan y Magdalena Cuayucatepec, así como migrantes de la zona mixteca, totonaca y huasteca, encabezados por conocedores como: Roberto Hernández Félix, Sotero Jorge Ortega García, Yolanda Blandina Prado Cruz, Paz Ponciano García, Olga Pérez Cóyotl, Alfredo Ponce Cavanzo, Mayra Carrera Arvizu, Juana Cruz García y Otilio Alvarez Ortiz, con la actuación especial de alumnos del Centro de Bachillerato Tecnológico Agropecuario (CBTA) No. 79, estos últimos apoyados por su directora, la Lic. María del Carmen Cajica Gutiérrez. 

  

En el acto, se recrearon sus costumbres y tradiciones, denotando una fusión cultural trascendente identificada  con rezos, cantos, ofrecimientos, ceremoniales, mayordomías, sociedades de aguas, altares, que resulta indispensable conservar, porque representan la comprensión misma de nuestro origen común.

Marco Antonio Carrillo Méndez, presidente honorario de la Casa de Cultura Étnica Popoloca, resaltó que Tehuacán está considerado como “Cuna del maíz en Mesoamérica” y es heredero de una de las más grandes y antiguas culturas del mundo, esto, según vestigios que prueban el nivel de adelanto alcanzado por los grupos sociales asentados en este sitio geográfico desde hace 10 mil años, de los cuales se desprende la cerámica, la arquitectura, la cestería, el arte mural, la herbolaria y la más grande generadora del principio básico de vida: la agricultura. 

Por ello, consideró importante que en la lista tentativa mexicana de Sitios Patrimonio de la Humanidad figure la denominada Reserva  de la Biosfera Tehuacán-Cuicatlán (RBTC), lo que precisamente trajo a los estudiosos a esta región.   

Mesoamérica  es un  territorio que incluye una enorme porción geográfica que comprende desde el sur del actual estado de Sinaloa y el área limitada por los ríos Lerma y Pánuco hasta Costa Rica  presenta características geográficas muy delimitadas: regiones montañosas y altas de clima templado y regiones bajas de clima caliente, con mucha variación de lluvias, según altitudes y estaciones lo que produce una enorme variedad de flora y fauna que a su vez se convierten en  recursos alimentarios.

Los grupos sociales que habitaron este territorio antes del encuentro con grupos sociales provenientes allende el mar después de un muy largo proceso se aglutinaron formando Señoríos,  El Señorío fue una forma de organización grupal que permitió la integración de sus miembros con base en  elementos aglutinadores básicos entre ellos: territorio, lengua y religión. Al radio geográfico sobre el que se asentaban y ejercían su influencia se le llamó señoríos.

A lo largo de milenios descubrieron la forma de recrear procesos de la naturaleza, lo que se convierte en lo que hoy llamamos agricultura, para ello crearon sistemas para medir el tiempo (calendarios) sistemas numéricos, sistemas de riego, sistemas de organización social, llegando a uno de los conceptos más complejos: la relación con una deidad creadora, proveedora de bienestar o de daño. Y dado que una de sus principales fuentes alimentarias fue el cultivo de plantas son las deidades relacionadas con la tierra, el agua, el sol o el viento las que prevalecen sobre otras más.

En todos los grupos culturales mesoamericanos de todas las épocas, la relación con estas deidades, ejerce tal fuerza que de ella se desprende absolutamente todo surgiendo lo que llamamos religión, cuyas manifestaciones son bastas y muy complicadas. Así es como la visión de los extranjeros, observa al nuevo mundo, y al fundir su propio concepto religioso con los habitantes de Mesoamérica surge lo que hoy conocemos en menor o mayor medida.

El Valle de Tehuacán, se caracteriza por sus aportaciones vegetales producto de cultivos ya muy organizados; el chile, la calabaza, el tomate, el aguacate, el algodón, el amaranto, el frijol, y el que quizá se convirtió en la base alimentaria de lo que hoy es México: EL MAÍZ.

En torno a esta planta, a la que denominamos con una voz de origen haitiano MAHIS, también clasificada científicamente como ZEA MAYZ y que se corresponde con el vocablo náhuatl TLAOLLI se generaron en el valle de Tehuacán grandes manifestaciones culturales que hoy prevalecen a través del mestizaje cultural, siendo difícil indicar límites al respecto.

Actualmente en todo el Valle de Tehuacán, un territorio de no más de 100 km de largo y cuarenta de ancho aproximadamente existen comunidades que dependen de una u otra manera en menor o mayor porcentaje del cultivo del llamado maíz, por lo que usos y costumbres, tradiciones, formas de vida, fiestas patronales, se relacionan con la obtención de esta gramínea, existiendo –por ejemplo- una comunidad cercana a la ciudad de Tehuacán que produce de veinte a veinticinco toneladas de tortillas hechas de maíz cada mes del año, para comercializarlas.

A lo largo del territorio del Valle de Tehuacán, y de las sierras que lo delimitan, existen manifestaciones religiosas que en tiempos de siembra o de cosecha surgen como una necesidad de manifestar esperanza o agradecimiento, base intrínseca de los rituales que aún subsisten. 

Es preciso agregar que el sembrador es dador de vida cuando siembra,  y es obtenedor de la misma al cosechar, por lo que su relación con la tierra se vuelca en sacralidad plena, muy pocos, prácticamente nadie, siembran cultivan o cosechan  sin realizar un ritual ya sea individual, familiar o comunitario. Este modo de practicar la agricultura  se transmite de una generación a otra. “De la tierra brota vida gracias a la relación que el hombre logra con ella y con el ser superior que todo lo sustenta".

Igualmente, se debe decir que los sembradores están disminuyendo por diferentes razones, las siembras y las cosechas merman cada día, no obstante, la revaloración cultural de los cultivos ancestrales como el del maíz, es una oportunidad para hacer realidad las siguientes palabras:

 

“In tlapapal, xochicentli niyol

nepapan tonacaxochitl moyahua

en cuepontimoquetzaco iya an

ye teo ya ixpan tona”

 

“Yo, la florida mazorca de rojas rayas

he nacido…

el polícromo maíz se expande;

ahí viene a presentarse

a la presencia del dios que hace el día”.

 

 

   

  

 

 

 

  

 

 

 

 

 

 
JoomlaWatch 1.2.12 - Joomla Monitor and Live Stats by Matej Koval

Your are currently browsing this site with Internet Explorer 6 (IE6).

Your current web browser must be updated to version 7 of Internet Explorer (IE7) to take advantage of all of template's capabilities.

Why should I upgrade to Internet Explorer 7? Microsoft has redesigned Internet Explorer from the ground up, with better security, new capabilities, and a whole new interface. Many changes resulted from the feedback of millions of users who tested prerelease versions of the new browser. The most compelling reason to upgrade is the improved security. The Internet of today is not the Internet of five years ago. There are dangers that simply didn't exist back in 2001, when Internet Explorer 6 was released to the world. Internet Explorer 7 makes surfing the web fundamentally safer by offering greater protection against viruses, spyware, and other online risks.

Get free downloads for Internet Explorer 7, including recommended updates as they become available. To download Internet Explorer 7 in the language of your choice, please visit the Internet Explorer 7 worldwide page.